Artesanos de la voz

El sector del doblaje en España abarca a más de 10.000 profesionales y mueve más de 100 millones de euros al año, especialmente tras su desarrollo de la mano del auge de las plataformas de ‘streaming’ en la última década

Las series, las películas, los videojuegos o incluso los anuncios que se ven en televisión tienen un punto en común. Detrás de cada personaje hay un actor o actriz de doblaje otorgándole su voz. Miles de profesionales por toda España han acompañado a la audiencia a lo largo de su vida. Más de uno habrá imitado a “aquel personaje de tal película que decía tal cosa”, sin darse cuenta de que a quien realmente estaba imitando se trataba del profesional del doblaje encargado de dar voz a ese personaje.

España es un país con una larga historia en lo que a doblaje se refiere. Tanto es así que entre los espectadores, en muchas ocasiones, se ha perdido la conciencia de que lo que se está viendo no es la versión original. Además, el doblaje en castellano se tiene como uno de los mejores del mundo. Casi un 75% de las personas que respondieron a una encuesta de elaboración propia lanzada por redes sociales afirma preferir la versión doblada de las producciones extranjeras que consume.

Actualmente son más de 10.000 profesionales entre actores, directores, traductores, ajustadores, etc., según la información de eldoblaje.com, la mayor base de datos sobre el doblaje del país. A pesar de ello, España es el país europeo con tradición de doblar en el que se realiza a un precio más bajo, con un coste medio de entre 35.000 y 40.000 euros por producción, según un artículo de la Escuela de Doblaje de Madrid.

AC Estudis (Valencia)

En los últimos tiempos, el sector ha cambiado debido a dos circunstancias que le han afectado profundamente. La principal causa de estos cambios es la relación del doblaje con el auge que han experimentado las plataformas de contenido bajo demanda o ‘streaming’, especialmente en la última década. Netflix, Prime Video, Movistar+, Disney+, HBO y muchas otras permiten a los usuarios consumir las producciones que desean donde, como y cuando quieran.

El desarrollo de estas plataformas ha incrementado el volumen de producción de series y películas, creadas exclusivamente para ser emitidas online. Ello ha supuesto que aumente la carga de trabajo para los profesionales del doblaje, con las consecuencias que conlleva.

Testimonios

¿Ha afectado el auge de las plataformas de contenido bajo demanda al mundo del doblaje?

Podemos hablar incluso de contenidos infantiles en un volumen enorme nunca antes visto

Majo Montesinos

Antes solo nos nutríamos de lo que nos enviaban las cadenas de televisión, ahora son muchos más clientes a mandar productos

Rodri Martín

Es una de las causas por las que el nivel ha bajado mucho, hay tantas producciones que se necesitan muchos actores, y hay gente doblando sin estar preparada del todo

Carles Caparrós

Carles Caparrós, actor de doblaje, locutor y ‘youtuber’ valenciano, conocido por sus seguidores como Korah, relaciona este crecimiento con un descenso en el nivel competencial del doblaje en España. “Ahora se necesitan muchos actores y actrices y esto hace que haya gente doblando que no está preparada del todo”, afirma. Y añade que “actualmente en las películas y las series hay cinco o seis actores muy buenos y el resto son bastante ‘regulares'”.

La también valenciana Majo Montesinos, conocida por dar voz a Beren Gökyıldız, protagonista de la afamada telenovela turca ‘Mi Hija’, disiente y cree que el hecho de que aparezcan en las diferentes producciones voces a las que el espectador no está habituado no está relacionado con que se trate de actores novatos, sino que resalta que es bueno escuchar voces nuevas. No obstante, tanto ella como Rodri Martín, actor y director vallisoletano, coinciden con Caparrós en que el volumen de trabajo ha crecido de forma exponencial en los últimos años.

La segunda de las circunstancias que han motivado los profundos cambios que ha sufrido el sector del doblaje es la situación marcada por la pandemia de Covid-19 desde marzo del 2020. Según los propios profesionales, el confinamiento echó el cierre a los estudios, aunque el parón no duró mucho y ‘pronto’ pudieron volver al trabajo.

Majo Montesinos, Rodri Martín y Manuel Bohajar explican el riesgo que suponía ir al estudio sin un protocolo bien estructurado y cómo fue volver en, relativamente, poco tiempo, con unas medidas tan estrictas. Cuentan de primera mano los cambios que la técnica del doblaje ha sufrido como consecuencia de esas medidas.

Testimonios

¿Cómo han notado los profesionales los cambios motivados por la pandemia?

Al principio no podíamos trabajar, no contábamos con un protocolo de seguridad y era demasiado riesgo

Majo Montesinos

El papel ha desaparecido de la mayoría de los estudios, ahora ya no podemos apuntar nada y eso obliga a ejercitar más la memoria

Rodri Martín

Medidas ha habido bastantes, sí que es cierto que hubo un parón que se notó, pero que no duró mucho, después de un mes ya se volvía a doblar

Manuel Bohajar

Parte fundamental del desarrollo de las plataformas de contenido bajo demanda son los espectadores. Más del 70% de las personas que respondieron a una encuesta de elaboración propia lanzada en redes sociales afirman utilizar alguna de estas plataformas, siendo Netflix la más repetida, con casi un 75% de las respuestas, y HBO una de las que cuenta con menos usuarios entre los encuestados. Paradójicamente, desde el inicio de la pandemia, ha sido al revés. Netflix ha sido quien menos ha aumentado su volumen de suscriptores, mientras que HBO lo ha visto incrementado en un 244%, como así lo confirma un artículo de Luis Casal para Business Insider.

Por otro lado, pocos de los encuestados consumen únicamente contenido de producción nacional (casi un 11%) o extranjera (16%), sino que visionan ambos por igual y, en la mayoría de los casos, prefieren la versión doblada frente a la original (V.O.) o la subtitulada (V.O.S.E).

Elaboración propia

Profesión denostada y estigmatizada por muchos, pero admirada y realmente apreciada por tantos otros, el doblaje es, para casi el 95% de los encuestados una manera de hacer accesibles determinados contenidos a personas que, de otra forma, no podrían consumirlos.

A lo largo de los años, la profesión ha sido objeto de críticas, incluso desde el sector de los actores y actrices de imagen o espectadores que defienden que el doblaje desvirtúa o estropea la interpretación del actor original. Carles Caparrós defiende que “es absurdo negar que impide ver al actor o actriz original en todo su registro interpretativo”, pero a la vez valora que “quienes atacan al doblaje lo destruyen con fe ciega”. “Ni es tan bueno, ni es tan malo”, concluye.

Manuel Bohajar, Rodri Martín y Majo Montesinos desgranan cuáles son los tópicos más repetidos sobre la profesión del doblaje y aportan su particular visión sobre todos ellos. Estos ‘clichés’ contribuyen a crear una imagen social del sector que no concuerda con la realidad y que favorece el crecimiento del volumen de detractores de la profesión.

Elaboración propia

El doblaje, según los propios actores, es una profesión con más luces que sombras y cuya importancia, para la mayoría los encuestados (72%), pocas veces se valora. No obstante, un amplio 78% afirma sentirse ‘descolocado’ cuando ve al mismo actor en distintas producciones y el doblaje es diferente, y cerca de un 40% reconoce haber dejado de consumir según qué contenido por cambios en el elenco de los actores de doblaje. Para muchos (un 70% de los encuestados), un buen doblaje es el que pasa desapercibido, pero para casi el 90%, también un mal doblaje puede ‘estropear’ una buena película. Tanto la audiencia como los propios profesionales coinciden en el que el doblaje está ahí, disponible para quien quiera utilizarlo y valorarlo.